En qué consiste la nueva ley de la DGT

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha establecido que los nuevos vehículos estarán obligados, desde julio de 2022, a contar con un nuevo dispositivo con el que se pretende reducir la siniestralidad desde. En este post vamos a analizar la nueva normativa DGT con el objetivo de que te quede claro en qué consiste este dispositivo, en qué casos es obligatorio y qué pasa si no se respeta. Si estás planteándote comprar un coche nuevo, ¡debes leer este post!

¿En qué consisten las actualizaciones de la nueva normativa de la DGT?

Se incluyen los nuevos sistemas ADAS de la DGT

La DGT ha establecido la obligación de que todos los vehículos nuevos comprados a partir del 1 de julio de 2022 cuenten con una serie de Sistemas Avanzados de Asistencia a la Conducción (ADAS).

Debemos tener en cuenta que esta medida solo hace referencia a los modelos nuevos, quedando exentos los que se hayan registrado antes de la fecha. Asimismo, aunque se aplicará a los vehículos homologados desde el 1 de julio, en los nuevos vehículos vendidos se va a empezar a aplicar a partir de 2024.

Los sistemas ADAS obligatorios según la nueva Ley de Tráfico:

  • El Asistente de Velocidad Inteligente (ISA): es el principal de los sistemas y lo veremos más a fondo en el próximo apartado.
  • La cámara trasera con detección de tráfico cruzado: ayuda a maniobrar marcha atrás aportando información al conductor.
  • El sistema de frenada de emergencia BAS y EBA: reduce el riesgo de colisión por alcance o en curva y mitiga las consecuencias en caso de una frenada de emergencia.
  • La alerta de cambio involuntario de carril: consta de una cámara que detecta las líneas que delimitan el carril y avisa en caso de salirse del carril.
  • El detector de fatiga y somnolencia: detecta el cansancio del conductor según los movimientos que este ejerce y alerta si considera que está demasiado fatigado para conducir.
  • El bloqueo del vehículo con alcoholímetro: en caso de que el alcoholímetro indique una cifra superior a la permitida, se bloquea la puesta en marcha.
  • La caja negra (EDR): recopila información que puede ser útil en caso de un accidente. En este post puedes conocer mejor su funcionamiento y en qué circunstancias se analiza la información registrada.
  • La alerta de cinturón en las plazas traseras: se trata de una medida de seguridad que por ahora solo estaba disponible en las plazas delanteras.
  • El sistema de detección de señales: que reconoce todo tipo de señales y restricciones para garantizar que se aplican. Está integrado dentro del asistente ISA.
  • El control de crucero adaptativo: cuando está activo mantiene la velocidad programada de modo continuado. Está integrado dentro del asistente ISA.

Estos sistemas integran el proyecto “Visión Cero” de seguridad vial multinacional.

Qué es el asistente ISA

Dentro de estos ocho sistemas que empiezan a ser obligatorios, cobra especial protagonismo el ISA, cuyas siglas son Asistente de Velocidad Inteligente. Este asistente tiene el objetivo de reducir drásticamente los accidentes de tráfico. En concreto, su objetivo se cuantifica en más de 25.000 vidas y 140.000 lesiones a lo largo del año. Por otra parte, también pretende frenar el cambio climático y mejorar la calidad del aire.

Y la pregunta ahora es: ¿cómo puede conseguir estos objetivos? El ISA funciona mediante un software conectado al Control de Crucero Adaptativo (ACC) con el Reconocimiento de Señales. Gracias a este software, la velocidad máxima del vehículo se controla de modo automático.

El ISA consta de una cámara detrás del retrovisor, de GPS y de otros sensores por medio de los cuales detectará automáticamente todas las señales de tráfico a su paso. Si el vehículo supera la velocidad, el ISA emitirá señales para avisar al conductor.

¿Y si el conductor no respeta el asistente ISA en la nueva normativa de la DGT?

En caso de que el conductor no haga caso de las señales que está emitiendo este asistente obligatorio según las nuevas normas de la DGT, el asistente puede reducir la velocidad del vehículo.

El asistente ISA tiene por ahora un margen de error del 10%, por lo que es posible que el conductor lo desconecte. Por ejemplo, al pisar fuerte el acelerador cuando el dispositivo limita la velocidad. De todos modos, se está trabajando en mejorar el dispositivo para eliminar ese margen de error y sacar la posibilidad de desconectarlo.

Con la aplicación de estos sistemas que pasan a ser obligatorios en los nuevos vehículos, se espera reducir de modo considerable la cantidad de accidentes. Aunque llegar a los cero accidentes sea un reto inalcanzable, existen elevadas expectativas en los beneficios de estas herramientas.

En ABANCA hemos creado un seguro de coche que se adapta a tus necesidades. Puedes escoger entre tres niveles de protección y seleccionar diferentes coberturas adicionales en cada uno. Desde el seguro a terceros hasta el seguro a todo riesgo.

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.