Hipoteca inversa: ¿qué es y cómo funciona?

A medida que nos hacemos mayores, algo que suele preocuparnos son las pensiones futuras y otras “fuentes de ingresos” que podamos tener. Además de la opción que tenemos gracias al sistema público de pensiones, existen más formas de seguir obteniendo liquidez. Si posees una vivienda, por ejemplo, podrías alquilarla o contratar una hipoteca inversa. ¿La conoces?

En este post vamos a explicarte qué es y cómo funciona la hipoteca inversa. Además, tocaremos otros aspectos interesantes como los tipos que hay o los requisitos que deberás cumplir para solicitarla.

Hipoteca inversa: qué es

Podríamos decir que es un préstamo hipotecario destinado a personas mayores de 65 años. En ella, tu banco abona el valor de la vivienda habitual (u otras viviendas) de una sola vez o mediante pagos periódicos. Además de las personas mayores de 65 años, también pueden optar a este préstamo personas con un grado de discapacidad igual o superior al 33% y personas con dependencia.

Algo destacable de esta hipoteca es que, mientras el banco te aporta un dinero por tu casa, tú puedes seguir utilizándola e incluso alquilándola.

¿Cómo funciona la hipoteca inversa?

A la hora de suscribir el contrato de una hipoteca inversa puede figurar más de un titular de la vivienda, por ejemplo, un matrimonio. Si has llegado hasta aquí, seguro que te estarás preguntando: “¿quién paga ese préstamo de la hipoteca inversa?”. Esto es algo que debemos tener en cuenta. Una vez el propietario de la vivienda fallezca serán sus herederos los que tendrán que seguir pagando el préstamo.

Los herederos normalmente cuentan con un plazo de un año para devolver el préstamo. Para hacerlo tienen varias opciones:

  • Por un lado, pueden poner a la venta la vivienda y saldar el préstamo con ese dinero. Como la hipoteca inversa está pensada para que la deuda sea inferior al valor del inmueble, los herederos podrán quedarse con la diferencia de la venta.
  • También podrían firmar una nueva hipoteca normal para así cancelar la inversa y poder mantener el inmueble.
  • Finalmente, podrían optar por hacerse responsables de la deuda con su dinero y mantener también la vivienda.

La hipoteca inversa, además, puede cancelarse en cualquier momento. Eso sí, se deberá devolver a la entidad financiera la cantidad acumulada hasta el día de cancelación.

Requisitos para contratar una hipoteca inversa

Tenemos que tener en cuenta que para solicitar una hipoteca inversa debemos cumplir una serie de requisitos. A continuación, os presentamos varios de ellos:

  • Generalmente pueden acceder a este tipo de préstamo las personas residentes en España mayores de 65 años, personas con una discapacidad igual o superior al 33% y personas dependientes. Partiendo de esa base, cada entidad decide hasta qué edad restringir el préstamo. Por ejemplo, puede restringirlo hasta los 70 años.
  • Las personas que quieran acceder a esta hipoteca deberán tener una vivienda en propiedad valorada a partir de 150.000 euros y residir en poblaciones de más de 45.000 habitantes.
  • La vivienda deberá figurar sin cargas pendientes. De tenerlas, estas podrían cancelarse con la hipoteca.
  • Además, los prestatarios deberán tener herederos que puedan saldar la deuda tras su fallecimiento.

Aspectos a tener en cuenta al contratar una hipoteca inversa

Es importante tener en cuenta una serie de aspectos en torno a las hipotecas inversas:

  • Suponen gastos. Tendremos que pagar una comisión de apertura, los costes que suponga la tasación de la vivienda y los gastos de notaría y gestoría dependiendo de la oferta que elijamos. Además, la entidad financiera cobra intereses por el dinero prestado.
  • La deuda va creciendo con el paso del tiempo. A medida que vamos obteniendo dinero de la hipoteca inversa, también vamos sumando los intereses que mencionamos. Por ello, la suma de la deuda aumenta.
  • Los intereses pueden variar con el tiempo. Por lo general, las hipotecas inversas tienen un tipo de interés variable que cambia según las condiciones del mercado.
  • Otros gastos de la casa. Dado que la vivienda continúa siendo de nuestra propiedad, seguimos asumiendo los gastos de agua, luz, gas y mantenimiento. Si la entidad percibe que no pagamos estos gastos, puede exigirnos el repago del préstamo.

 

En resumen, con la hipoteca inversa obtenemos un pago único o una renta mensual por parte de una entidad financiera. Esto dependerá del valor de nuestra casa, siempre y cuando cumplamos ciertos requisitos. Sin embargo, debemos tener en cuenta qué pasará una vez los titulares fallezcan, así como otros aspectos importantes relacionados con la hipoteca inversa.

En la guía de la hipoteca inversa del Banco de España, podrás encontrar varios puntos de interés si lo que quieres es contratar una hipoteca inversa.

Por otra parte, si estás pensando en invertir en una hipoteca, te puede interesar nuestra guía inmobiliaria definitiva o las ventajas para jóvenes con hipotecas.

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.