Novación hipotecaria, ¿qué condiciones se pueden modificar?

Definición y concepto

La novación hipotecaria te permite modificar las condiciones del préstamo hipotecario después de haberlo firmado y cambiarlas, normalmente, por otras más convenientes para ti.

Muchos contratos financieros firmados en su día puede que ya no se adecúen tan bien a nuestras necesidades. Ya sea porque nuestra situación ha cambiado o simplemente porque han mejorado sus condiciones. Esto sucede por el entorno cambiante que tenemos hoy en día y el paso del tiempo: un claro ejemplo es el de las hipotecas.

Si no estás conforme con las condiciones que firmaste con tu banco en su día puedes solicitar el cambio.

¿Qué condiciones se pueden modificar?

La novación hipotecaria nos permite modificar cualquier condición, siempre y cuando el banco la apruebe. Los cambios más comunes que se suelen realizar son:

  • Modificar los titulares del contrato, quitando o añadiendo nuevas personas
  • Tipo de interés: podremos pasar de un interés de tipo variable a uno fijo o viceversa, según nos convenga
  • Ampliar el plazo amortización, es decir, de devolución del dinero
  • Ampliar la cantidad de dinero que hemos pedido prestada, es decir, el capital. Si tenemos más gastos de los esperados podemos pedirle al banco que aumente la cantidad que nos ha prestado.

Aceptación de la novación

Ambas partes deben estar de acuerdo con las condiciones de la novación hipotecaria. Esto es, tanto la persona que pide la hipoteca como la entidad que se la concede. De no ser así la novación no podría aplicarse. En el caso de que seamos nosotros los que queremos realizar cambios en nuestra hipoteca tenemos dos opciones:

  • Nuestra actual entidad no acepta las condiciones. En este caso, podemos cambiar la hipoteca a otro banco en el que las condiciones se ajusten mejor a lo que queremos.
  • Si nos queremos quedar en nuestro banco porque las condiciones son muy buenas, pero queremos que acepte algún cambio. En este supuesto, podemos contratar algún que otro servicio financiero a mayores que necesitemos o domiciliar algún recibo.

Gastos de una novación hipotecaria

Una cosa que debes tener clara es que la novación hipotecaria viene acompañada de una serie de gastos de formalización. Por eso, te recomendamos calcular cuánto te costaría cambiar las condiciones del contrato y valorar si es buena idea llevarla a cabo. Los gastos habituales son los siguientes:

  • Comisión por novación, que oscila entre el 0% y el 1% del capital pendiente de pago. Si vas a hacer una ampliación de capital, la comisión está limitada al 0,1%
  • Notaría y gestoría
  • Tasación de la vivienda e Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD), que sólo serán necesarios en los casos de ampliación de capital
  • Registro de la Propiedad

Ejemplo

Nerea tiene una hipoteca a su nombre en su banco. El capital de esta es de 100.000€ a devolver en 20 años. Cuando firmó el contrato de su hipoteca lo hizo pagando un tipo de interés variable. Haciendo cálculos y viendo que el euríbor está en mínimos históricos ha ido a su banco y éste ha aceptado que cambie el tipo de interés variables a tipo fijo, ya que así ahorrará dinero.

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.