Cómo ahorrar con la llegada de un bebé

Un bebé llega con un pan bajo el brazo (fuente: desconocida) y con unos gastos estimados, el primer año, de más de 7000 euros (fuente: Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios, CEACCU).

Pañales, ropa, comida, productos farmacéuticos y mil tipos de accesorios… Ante semejante avalancha de gastos, vamos a repasar en este post todos los tips que debes tener en cuenta para ahorrar y evitarte sorpresas, y así conciliar el sueño cuando tu bebé te deje dormir.

Establecer necesidades y hacer un presupuesto

La primera regla que debes seguir para optimizar el dinero es establecer, uno, las necesidades básicas y, dos, hacer un presupuesto. Para ello, debes planificar las compras meses antes del nacimiento y realizar una lista con todas esas cosas básicas que tu bebé necesitará durante sus primeros meses de vida: la cuna, los muebles de la habitación del bebé, el cochecito, el asiento de seguridad para el coche, los pañales, los productos de higiene, la ropa y la alimentación.

Con esta previsión y un presupuesto inicial, nos evitaremos gastos excesivos o compras compulsivas, algo muy común, sobre todo cuando somos padres primerizos. Es necesario tener en cuenta que no todo lo que nos gusta es indispensable.

Comprar con antelación

Adelantar las compras aprovechando ofertas es una buena opción para ahorrar dinero. Podemos ahorrar significativamente aprovechando descuentos o promociones 3×2 en establecimientos para adquirir pañales, toallitas, jabones… Este tipo de productos suponen un gasto caro y prolongado, por eso la mejor forma de ahorrar es comprando en grandes cantidades.

Otra opción es apostar por marcas blancas. En el mercado podemos encontrar opciones que aúnan calidad y precio muy competitivo. En el caso de los pañales, también podemos optar por pañales de tela, que se pueden lavar a mano y volver a ser utilizarlos.

Comparar precios

Entre unos establecimientos u otros, podemos encontrar precios muy diferentes para un mismo producto. Por eso, es recomendable comparar precios o recurrir a internet para encontrar gangas. En los productos de parafarmacia, higiene, cuidado para la mamá o puericultura podemos ahorrar mucho dinero. Si optamos por la compra online, agrupando diferentes compras podemos aprovechar los gastos de envío gratis.

Si con la llegada de un bebé a casa, vamos a necesitar guardería, también debemos comparar servicios y precios para optar por el que mejor se ajuste. Es una decisión que requiere tiempo.

Pedir prestado

Recurrir a familia y amigos que ya han tenido hijos es una buena forma de reaprovechar cunas, cochecitos, bañeras y ropa que siguen guardados en cualquier trastero. Por ejemplo, los cochecitos se quedan pequeños enseguida y suelen guardarse prácticamente nuevos.  Este tipo de objetos son los que requieren un gran desembolso al principio y con ayuda ahorraremos significativamente.

Recurrir a la segunda mano

Si no conocemos a nadie que pueda prestarnos cosas para el bebé, podemos recurrir a la segunda mano. Objetos como cunas, portabebés, coches o sillas son caros cuando se adquieren nuevos. Optar por la compra de segunda mano es un buen método para ahorrar dinero.

Gracias a internet se puede acceder a un amplio mercado de productos usados sin moverse de casa. Además de los sitios web generalistas de compraventa de objetos, proliferan en la red sitios especializados en artículos infantiles de segunda mano. Lo único que debes tener en cuenta es que los objetos estén en buenas condiciones.

Economizar en ropa

La vida útil de la ropa y los zapatos es muy corta. Ten en cuenta que, durante los primeros meses y años de vida, el bebé gana peso y altura rápidamente. Por eso, es aconsejable no comprar demasiada ropa. No hace falta tener un montón de modelitos porque tan solo durarán semanas. Además, la ropa suele ser el regalo más recurrente por parte amigos y familiares. Evita preocuparte en exceso en vestir al bebé y compra lo justo para evitar que se quede todo prácticamente nuevo.

Elegir guardería

Tras la baja de maternidad y paternidad, toca volver al trabajo y por eso debemos pensar en quién cuidará de nuestro bebé. Una opción es dejarlo con sus abuelos o algún familiar de confianza, pero esto no siempre es posible. En ocasiones, no queda más remedio que llevar al bebé a una guardería. En este caso, debemos tener en cuenta que el precio varía según el tipo de centro, optar por una guardería privada nos saldrá siempre más caro. No obstante, hay que tener en cuenta muchos otros aspectos a la hora de elegir, como el espacio, las actividades, el personal o el horario.

Infórmate de las ayudas públicas

Según establece la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), las mujeres con hijos menores de tres años tienen derecho a solicitar una deducción por maternidad de hasta 1.200 euros anuales por cada hijo nacido o adoptado.

Además de las prestaciones de la Seguridad Social y de las deducciones por maternidad, existen otro tipo de ayudas que varían en función de la localidad y de la comunidad autónoma. Es el caso de la tarjeta Benvida en Galicia: una prestación de 1.200€ anuales abonados a través de una tarjeta de ABANCA en mensualidades de 100€. Para solicitarla puedes hacerlo a través de la sede electrónica de la Xunta, y recuerda que debes activarla en la web de ABANCA.

Además de estas ayudas, en ABANCA tienes a tu disposición préstamos personales a tu medida o la tarjeta Tú que te ofrecen la financiación que necesitas ante cualquier imprevisto o gasto al que no puedas hacer frente en esta nueva etapa. Lo importante es disfrutar del nuevo miembro de la familia sin preocupaciones.

Y además… Fomenta que ahorre desde pequeño

Está demostrado que los pequeños desarrollan más sus competencias financieras cuando tienen una cuenta bancaria. Con la Cuenta Netclubpor ejemplo, a medida que se incrementa el saldo de su cuenta, acumula puntos que podrás canjear por juguetes educativos, libros, música o tecnología.

Comentarios

No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.

Solo necesitamos tu correo electrónico

Si lo haces entendemos que has leído y aceptas nuestras condiciones de privacidad