TIN y TAE, en qué se diferencian y qué debes tener en cuenta

TIN y TAE, en qué se diferencian y qué debes tener en cuenta
5 (100%) 1 voto

Son seis letras que cuando vas a pedir un préstamo aparecen mucho y deberían aparecer siempre juntas: TIN y TAE. Las oímos a menudo pero no siempre tenemos claro por qué es tan importante esta información cuando vamos a solicitar cualquier tipo de financiación (un préstamo, un crédito, una hipoteca…).

TIN, el interés que cobra el banco

El TIN, o Tipo de Interés Nominal, es el tipo de interés que se aplica en un determinado préstamo.  Es el interés que cobra el banco cuando se aplazan los pagos. Puede aplicarse de forma diaria, semanal, mensual, trimestral, semestral o anual, aunque el más habitual es el mensual. El TIN puede ser el mismo para todo el periodo de la financiación o puede variar (normalmente cuando hay un TIN inicial y, después, un tipo de interés variable vinculado por ejemplo al Euríbor).

 “El TIN es el interés que cobra una entidad financiera a cambio de prestarte el dinero, sin incluir otros gastos como, por ejemplo, comisiones”

TAE, lo que pagas por la operación

La TAE, o Tasa Anual Equivalente, incluye no solo los intereses que cobra el banco, sino también todos los gastos (cualquier tipo de comisión, tasas de gestión…) que tengas que pagar cuando formalices la operación.  

Como la oferta financiera de los bancos y otras entidades de concesión de crédito es muy diversa, la TAE es el tipo de interés que te sirve para comparar entre diferentes préstamos, ya que te ofrece una foto real del producto contratado: es decir, fíjate siempre en la TAE para saber el tipo de interés final de tu préstamo, hipoteca, etc.

En ABANCA informamos siempre de la TIN y la TAE de nuestros productos financieros, y además siempre contamos todos los gastos que incluimos en el cálculo. Si tienes dudas, recuerda que siempre puedes pasarte por cualquier oficina de ABANCA, llamar al 981 910 522 o entrar en abanca.com.

 

¡Deja un comentario!
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.