¿Cuáles son mis obligaciones y derechos ante una inspección de Hacienda?

Las inspecciones de Hacienda están aumentando por la lucha del Gobierno para acabar con el fraude. Ya sea porque el nivel de facturación de un negocio no encaja, se ha producido un descuadre en las cuentas o por una conjunción de otros factores, en cualquier momento puede aparecer la figura del inspector sin contar con él. 

Muchos particulares y autónomos temen este momento y no siempre tienen claro cómo deben actuar. Por este motivo, en este post vamos a analizar todos los derechos y obligaciones ante una inspección de Hacienda. ¡No podemos decirte cuándo te va a tocar a ti, pero podemos darte una serie de directrices cómo actuar! ¡Esto te interesa!

¿En qué consisten las inspecciones de Hacienda?

Como se indica en la web de la Agencia Tributaria, la inspección de Hacienda es un procedimiento inspector de comprobación e investigación. Se trata de un procedimiento tributario en materia de impuestos.

Su objeto es comprobar que se cumplen las obligaciones tributarias y regularizar la situación tributaria mediante liquidaciones, si es necesario. En esta comprobación se revisan los actos, elementos y valoraciones de las declaraciones presentadas para ver si hay hechos no declarados o declarados incorrectamente.

Estas inspecciones son selectivas y recaen sobre obligados tributarios que cumplen una serie de características por las cuales se aconseja investigarlos. Por lo general, las inspecciones se centran en sectores de alto riesgo fiscal o volúmenes de negocios elevados. Aunque por otros factores pueden recaer en empresas que no cumplan estas condiciones previas.

Las fases del procedimiento

La inspección de Hacienda consta de tres fases:

  • La comunicación de que se van a iniciar las actuaciones inspectoras.
  • La tramitación, desde la comunicación hasta que se liquida.
  • La terminación con el acto de liquidación. 

El documento de la comunicación debe incluir:

  • El lugar, la fecha y la hora a la que comparecer.
  • Los datos completos del contribuyente.
  • Los impuestos y ejercicios a revisar.
  • Si se trata de una revisión de alcance general o parcial.
  • La interrupción del derecho de determinar la deuda tributaria por parte de la Administración.
  • La finalización del plazo de ingreso tributario.
  • El lugar y la fecha en la que se ha expedido el correspondiente documento, así como los datos de la persona que lo firma.

La tramitación incluye:

  • La instrucción del expediente.
  • El trámite de audiencia
  • La firma de actas.
  • Las posibles alegaciones de disconformidad a las actas.

La liquidación es diferente según el tipo de acta:

  • Acta de conformidad: el obligado tributario manifiesta su conformidad con la propuesta de regularización y se entenderá notificada la liquidación de acuerdo con el acta en el plazo de un mes desde la firma..
  • Acta con acuerdo: el contenido se entiende íntegramente aceptado por el obligado tributario y se da por notificada la  liquidación en el plazo de 10 días desde la firma.
  • Acta de disconformidad: el obligado tributario manifiesta su disconformidad con la propuesta de regularización y se le concede un plazo para presentar alegaciones.

Mis derechos en una inspección de Hacienda

Ahora que ya conocemos las fases de la inspección de Hacienda, vamos a centrarnos en los derechos del contribuyente. De un modo resumido, los derechos a los que el contribuyente puede acogerse durante el proceso de inspección son:

  • El derecho a ser informados de sus derechos y obligaciones por la Administración.
  • En las inspecciones de Hacienda presenciales, el inspector no puede acceder al establecimiento si no tiene una autorización escrita de la autoridad administrativa correspondiente salvo que el contribuyente le permita el acceso. 
  • Incluso con la autorización, si se le niega el acceso necesitará de una orden judicial. Asimismo, si se trata de un autónomo que trabaja desde su casa, solo es posible realizar la inspección con una orden judicial.
  • El procedimiento de inspección no puede durar más de 18 meses, o 27 en determinados casos en los que se puede alargar.

Si quieres conocer más a fondo todos los derechos que tienes, en la web de Hacienda aparece el catálogo completo con los derechos del contribuyente.

Mis obligaciones en una inspección de Hacienda

Del mismo modo que existen una serie de derechos, en las inspecciones de Hacienda, hay una serie de obligaciones, siguiendo el principio de de no ocultación de la información:

  • Si el inspector tiene una orden judicial, el contribuyente está obligado a permitirle acceder al local, aunque se trate de su propia vivienda.
  • El contribuyente deberá atender a la inspección y facilitar el acceso a los datos, informes, justificantes, etc que tengan relación con el hecho imponible. .
  • Asimismo, tiene que presentar los libros contables, facturas y demás libros, archivos informáticos y programas de los ejercicios solicitados por la Inspección que no hayan prescrito.
  • Cualquier trabajador podrá ser interrogado y tendrá la obligación de responder a las preguntas pertinentes.

Incumplir alguna de estas obligaciones podría suponer al contribuyenteuna sanción de hasta el 2% del último ejercicio, con cuantías que pueden llegar a  los 600.000 euros.

¿Te has quedado con ganas de saber más sobre las tributaciones de Hacienda? Entonces posiblemente te interesen nuestros posts sobre los impuestos en la lotería de Navidad, la herramienta para saber qué impuestos paga un autónomo o cómo pagar una deuda a Hacienda.

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.