Cómo limpiar y desinfectar tu TPV de ABANCA

De cara a la vuelta a la nueva normalidad, las autoridades sanitarias recomiendan reforzar la higiene y la desinfección en los establecimientos, poniendo especial atención en aquellas superficies y objetos más expuestos al contacto físico, como puede ser tu TPV o datáfono para pagos con tarjeta.

En el ámbito de los pagos, el contacto en el uso de efectivo puede ser una de las vías de propagación del virus durante estos días, por lo que se recomienda priorizar las transacciones con tarjeta y evitar el uso de monedas y billetes.

En este sentido, ante el aumento de los pagos con tarjeta y la reapertura de muchos negocios, te traemos una serie de recomendaciones para limpiar y desinfectar tu datáfono de ABANCA para que puedas seguir cobrando con tarjeta a la vez que garantizas la seguridad de tus empleados y clientes.

Recomendaciones para limpiar y desinfectar tu TPV de ABANCA

  • Utiliza siempre guantes desechables
  • Antes de de limpiar y desinfectar el datáfono, apágalo y desconéctalo de la red eléctrica
  • Límpialo tan a menudo como sea posible. Lo recomendable es cada vez que lo toque un cliente
  • Para limpiar utiliza un paño ligeramente humedecido con agua y jabón y frota ligeramente el dispositivo
  • Para desinfectar haz lo mismo pero con agentes de limpieza con alcohol o una solución de alcohol con un 70% de concentración
  • Es muy importante no humedecer en exceso ya que podría dañarse el dispositivo, principalmente la pantalla
  • No rocíes directamente el TPV con un spray ni utilices productos abrasivos como lejía u otro tipo de desinfectantes agresivos
  • Limpia solo las partes exteriores del terminal, nunca las conexiones eléctricas. Presta especial atención a la parte del teclado y no ejerzas demasiada presión sobre la pantalla
  • Espera al menos cinco minutos para volver a conectar el terminal y encenderlo. De esta forma evitas cualquier posible humedad que hubiera quedado tras la limpieza

Otras formas de evitar la propagación de gérmenes

  • Mantén el TPV tras el mostrador lejos del alcance de los clientes. Cuando alguien tenga que pagar con tarjeta, recuérdale que utilice una tarjeta contactless mientras tú sostienes el terminal. Además, no es necesario apoyar la tarjeta en el datáfono, con que estén cerca es suficiente para que se produzca el cobro.
  • Anima también a tus clientes a que paguen directamente con su smartphone, con Apple Pay o Google Pay.
  • Si un cliente no puede pagar con una tarjeta contactless, acércale el terminal y límpialo antes de que lo coja la siguiente persona, ¡es muy importante!

 

Deja un comentario
No hay comentarios todavía

Comentarios cerrados

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.