¿Qué supone la subida de los tipos de interés del BCE?

El Banco Central Europeo (BCE) realizó en julio una subida en los tipos de interés. Un hecho que no tenía lugar desde hace once años y que se prevé que no será el único en estos meses.

Esta subida de los tipos de interés del BCE se realiza con el objetivo de controlar la inflación y sus consecuencias. Pero es posible que su aplicación tenga múltiples repercusiones: en la capacidad de endeudarse, en la capacidad de ahorrar, en las hipotecas… En este post vamos a analizar en qué consiste esta subida de los tipos de interés de Europa, sus consecuencias y la futura subida en septiembre.

La subida de los tipos de interés del BCE

El Banco Central Europeo elevó en el mes de julio de 2022 los tipos de interés oficiales del 0 al 0,25%.

Esta subida afecta a los tipos de interés clave en la eurozona:

  • El principal de refinanciación: su valor actual está en el 0% y es el interés al que los bancos acuden a las subastas semanales en busca de liquidez.
  • El marginal de crédito: su valor se sitúa en el 0,25% y es el interés que afrontan los bancos cuando acuden en cualquier momento a pedir liquidez de emergencia.
  • La tasa de depósito: su valor está en el -0,5% y es el interés al que los bancos guardan sus reservas.

Es decir, cada una de estas tasas se verá incrementada un 0,25%, pasando respectivamente al 0,25%, 0,5% y -0,25%.

¿Cómo afecta la subida de los tipos de interés del BCE?

El tipo de interés del BCE es el interés del dinero que el BCE presta a los bancos, por lo que una subida en él va a repercutir en los tipos de interés de mercado, es decir, los que las entidades bancarias ofrecen a sus clientes. Por lo tanto, esto influye en la capacidad de endeudamiento y de ahorro tanto de las empresas como de los particulares.

La subida de los tipos de interés del BCE y la inflación

Como consecuencia de la Guerra de Ucrania, la inflación se ha disparado, y controlarla es el motivo principal tras la subida de los tipos de interés europeos. En concreto, la política monetaria europea tiene el objetivo de devolver la inflación al 2%.

Alrededor del 80% de la tasa de inflación registrada en lo que va del año afecta a los sectores de la energía, la alimentación y los bienes industriales, según datos del Banco Central Europeo.

Por otra parte, el sector de los servicios también está presentando una importante inflación. Especialmente motivada por el fuerte incremento de la demanda en la vuelta a la normalidad tras la situación del coronavirus. En concreto, el sector alcanzó una tasa de inflación del 3,5% en mayo, el incremento más alto desde mediados de los años 90.

Ante estos datos, se espera que el incremento en los tipos de interés del BCE frene la capacidad de endeudamiento y de consumo de empresas y de particulares para equilibrar la inflación en estos sectores.

¿Cómo afecta a las empresas?

Las empresas que quieran abrir una línea de crédito, tendrán que hacer frente a intereses más elevados y verán reducida su capacidad de realizar inversiones y contrataciones. De este modo se reducirá su capacidad de inversión, su crecimiento y endeudamiento y, en consecuencia, contribuirá a frenar el alza de los precios.

¿Cómo afecta a los particulares?

Las hipotecas serán una  de las primeras afectadas por la subida de los tipos de interés del BCE. Las hipotecas a tipo variable referenciadas por el euríbor deberán ser revisadas para recalcular sus cuotas. Por una parte, las nuevas hipotecas serán más caras, y por otra parte, la cuota de las actuales hipotecas de tipo variable subirá.

Los particulares que quieran solicitar un crédito al consumo notarán la misma evolución que con las hipotecas. Un encarecimiento de las tasas en los tipos de interés variables. Del mismo modo que pasa con las empresas, esta dinámica disminuirá la capacidad de consumo de las familias y esto contribuirá a frenar el alza de los precios.

Por otra parte, el perfil del usuario ahorrador cobra potencial con esta subida de los intereses. Por lo que los bancos les ofrecerán mejores remuneraciones a cambio de aportarles liquidez. Los depósitos y las cuentas remuneradas pasarán a ofrecer mejores tipos de interés. Aunque esta mejora en los tipos de interés no llegará a compensar la pérdida de valor adquisitivo causada por la inflación.

La próxima subida de los tipos de interés en septiembre

En función de la evolución del IPC, la subida de los tipos de interés del BCE podría venir acompañada de otra en septiembre. Todavía no se conoce el porcentaje que podría tener pero, si la evolución no es como la esperada, podría ser una subida más agresiva que la de julio.

Ahora es el momento de analizar todas las repercusiones que tiene en el mercado y en el consumo, tanto de las empresas como de las familias, la actual subida del tipo de interés del BCE. En septiembre será el momento de analizar estos resultados y de establecer nuevas actuaciones.

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.