Alquilar o comprar: ¿qué me beneficia más?

4.8/5 - (55 votos)

Con los precios de los alquileres cada vez más altos, encontrar una vivienda que no nos quite más de la mitad del sueldo es todo un reto. En algunas grandes ciudades como Madrid o Barcelona es cada vez más complicado costear un alquiler sin gastar una fortuna. Y ante este contexto, resurge cada vez más la idea de invertir en una propiedad en lugar de alquilar ya que, a pesar de tener que pedir un préstamo hipotecario, la cuota puede ser menor mes a mes. Pero, ¿es eso lo que más te beneficia en este momento, alquilar o comprar? La respuesta a esta pregunta depende de varios factores diferentes que debes valorar.  Sigue leyendo para descubrir si te beneficia más un alquiler ahora mismo o es el momento de plantearse una hipoteca.

Comparativa de precios entre alquiler y préstamo hipotecario

Según los cálculos del asesor hipotecario iAhorro , el precio medio del alquiler es mucho más caro que la cuota de una hipoteca. Los datos indican que el alquiler supone un gasto de casi 400 euros más al mes de media que la hipoteca, lo que se traduce en varios miles de euros al año. Esto supone una importante cantidad de dinero a diferencia de comprar.

Pero en vista de estos datos, ¿por qué no se apuesta en su mayoría por la compra de una propiedad en lugar del alquiler? Es importante analizar nuestro estilo de vida, nuestra situación laboral y las posibilidades reales de ahorro.

Alquilar o comprar: pros y contras a valorar

Ninguna de las opciones es mejor que la otra por sí misma sino que depende de la situación concreta de cada persona. Por eso, hacemos un repaso de las principales ventajas e inconvenientes de cada una de ellas para que puedas decidir qué es lo que más te beneficia en este momento:

Alquiler: flexibilidad y menos gastos asociados a la vivienda

La principal ventaja del alquiler en vez de la compra es que ofrece una gran flexibilidad e independencia, ya que podrás firmar un contrato de arrendamiento durante solo unos meses o alargarlo durante años. Por lo que si estás en un momento donde no tienes claro en qué lugar establecerte, debes mudarte con frecuencia por motivos laborales, o simplemente no tienes claro qué harás en un futuro puede que el alquiler sea tu mejor opción.

Es la alternativa más fácil para independizarse por primera vez o si no cuentas con una cantidad de dinero ahorrada para hacer frente a la entrada de una hipoteca. Simplemente tendrás que preocuparte de abonar la mensualidad correspondiente. También supone un ahorro en gastos como impuestos y otros gastos asociados a la vivienda como el IBI que normalmente paga el propietario.

Por otro lado, como ya hemos mencionado una de las mayores desventajas del alquiler en la actualidad son los altísimos precios, en especial en las grandes ciudades. Por lo que muchas veces hay que optar por compartir piso o alquilar una habitación para poder asumir el precio.

A la larga, también debes valorar que va a ser un pago que tendrás que hacer siempre y no serás propietario. Al contrario de la hipoteca, en la cual cuando termines de devolver el préstamo la propiedad pasará a ser tuya y no tendrás más ese gasto de vivienda (aunque sí los asociados, como los impuestos). En el alquiler solo podrás vivir en la vivienda mientras pagues, por lo que será un gasto fijo del que nunca podrás deshacerte.

Compra de vivienda: estabilidad

Si tienes un trabajo fijo y no piensas moverte geográficamente, la compra de vivienda puede darte esa estabilidad. Si optas por una hipoteca, cuando el plazo venza y hayas pagado todas las cuotas la vivienda pasará a ser enteramente de tu propiedad y no tendrás ese gasto al mes. Además siempre podrás arrendarla o venderla.

Sin embargo, si optas por solicitar una hipoteca debes tener en cuenta que primero debes tener unos ahorros iniciales para hacer frente a la entrada de esta, ya que las entidades bancarias suelen conceder préstamos hipotecarios por valor al 80% de la propiedad. Lo que implica que al inicio del proceso de compra tiene que tener alrededor de un 20% del coste. Los expertos recomiendan tener ahorrado alrededor de un 35 % del valor que tendrá la vivienda.

También debes valorar que tu situación económica sea estable, ya que el impago de la hipoteca puede suponer problemas legales o la pérdida de la vivienda.

Alquiler con opción a compra: ¿la solución perfecta?

Una opción algo desconocida pero que podría ser la solución perfecta a esta disyuntiva es el alquiler con opción a compra. En este sistema arrendador y arrendatario llegan a un acuerdo para que llegado el momento se pueda llevar a cabo la venta descontando del precio final la suma pagada a modo de alquiler.

Es sin duda una buena forma de comenzar a pagar tu casa con la alternativa de repensarlo si las circunstancias cambian. La contra es que si el precio de la vivienda varía drásticamente y se devalúa estarás pagando por tu propiedad más de lo que cuesta, aunque esto no es lo habitual.

Si tras considerar tus opciones y tu situación has llegado a la conclusión de que es el momento de comprar pero no sabes por dónde empezar, puedes optar por ponerte en contacto con ABANCA y valorar una hipoteca que se adapte a ti y tu futuro hogar.

 

 

 

 

Recuerda que los contenidos de este blog tienen carácter informativo. Cualquier actuación motivada por su contenido o por la interpretación de las normas a las que hace referencia deberá ser analizada de forma específica teniendo en cuenta la situación particular de que se trate.

Logo Movil

Consejos para evitar estafas al comprar online

Suscríbete a la newsletter y consigue nuestra guía por tiempo limitado.