¿Cuándo estoy obligado a hacer la declaración de la renta?

Desde el pasado 6 de abril y hasta finalizar el mes de junio, está en marcha la campaña para la declaración de la Renta 2021. A la hora de gestionar este trámite es común tener diversas dudas, como saber si realmente estoy obligado a hacer la declaración de la renta 2021 y presentarla.

Sea cual sea tu situación, siempre recomendamos consultar el borrador de tu declaración para saber si el resultado es a devolver o a ingresar. Y una vez llegados a este punto, en caso de no estar obligado a presentar la declaración de la Renta, puedes plantearte si te beneficia o no hacerlo.

Para despejar tus dudas, en este post vamos a analizar los supuestos en los que es obligatorio presentar la declaración de la Renta, los mínimos y los casos en los que siempre hay que declarar.

¿Cuál es el importe mínimo? ¿Estoy obligado a hacer la declaración de la renta si no llego a él?

Todos los trabajadores, tanto por cuenta propia como ajena, los pensionistas, así como cualquier contribuyente que haya percibido ingresos a lo largo del año 2021 tiene la obligación de presentar la declaración de la renta siempre que supere unos baremos.

La cifra que marca esta diferencia son los 22.000 euros. Quienes han tenido unos ingresos iguales o superiores a esta cantidad están obligados a declarar la Renta 2021. Los que no llegan a esta cantidad no están obligados, siempre y cuando cumplan otros requisitos que veremos más adelante.

¿Y si tengo varios pagadores?

En caso de que hayas tenido varios pagadores, el importe mínimo para hacer la declaración baja a 14.000 euros. Las personas cuyos rendimientos brutos de trabajo alcancen ese importe o superior, estarán obligados a presentarla.

Por otra parte, habría una excepción a esta norma: si los ingresos por parte del segundo y siguientes pagadores no alcanzan los 1.500 euros, no será obligatorio presentar la declaración.

En este ámbito, hay que considerar que las prestaciones por desempleo o ERTE, dependientes del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), también se consideran como un pagador más.

¿Si soy pensionista estoy obligado a hacer la declaración de la renta? ¿Cuál es el mínimo para mi?

Para quienes obtengan ingresos únicamente procedentes de prestaciones pasivas de dos o más pagadores, será obligatorio presentar la declaración si el importe total supera los 22.000 euros. La Agencia Tributaria debe determinar el importe de estas retenciones practicadas.

Otros casos en los que es obligatorio declarar

Además de estas cantidades mínimas que hemos detallado, hay casos específicos en los que sí es obligatorio declarar:

Si se tienen rendimientos íntegros del capital mobiliario o ganancias patrimoniales que superen los 1.600 euros al año.

Todas las personas que reciben pensiones compensatorias del cónyuge, si el pagador no está obligado a hacer la retención o si esta retención tiene un tipo fijo, están obligados a presentar la declaración.

También es obligatorio presentar la declaración de la Renta si se obtienen más de 1.000 euros en total de estas fuentes: rentas inmobiliarias imputadas, subvenciones para adquirir viviendas de protección oficial, rendimientos de letras del tesoro y otros títulos de deuda pública o ganancias patrimoniales provenientes de ayudas públicas.

Cómo repercute el Ingreso Mínimo Vital

Si has recibido el Ingreso Mínimo Vital (IMV) a lo largo de 2021 también estarás obligado a presentar la declaración de la Renta, a pesar de que se trate de una renta exenta de tributación.

Diferencia entre “a devolver” o “a ingresar”

Como hemos comentado al principio, siempre es interesante hacer la declaración de la Renta y después decidir si presentarla o no, en caso de no ser obligatorio.

Al hacer la declaración de la Renta online, al final del proceso aparecerá el resultado y se indica si es obligatorio u opcional presentarla. Antes de nada, debemos comprobar que hemos añadido correctamente todos los ingresos y deducciones correspondientes al 2021.

En caso de que no sea obligatorio presentar la declaración de la Renta, debemos fijarnos en el resultado para decidir si nos interesa presentarla o no:

  • Si el resultado es negativo o “a devolver” significa que Hacienda nos deberá ingresar esa cantidad en caso de presentar la declaración.
  • Si el resultado es positivo o “a ingresar” significa que deberemos abonar esa cantidad a Hacienda.
  • Excepcionalmente, el resultado puede ser igual a cero, lo que se conoce como “declaración negativa”.

Si el resultado es a devolver, Hacienda tendrá un plazo de 6 meses desde el 30 de junio (el último día para presentar la declaración) para realizar el ingreso. Se trata de un plazo límite y muchos contribuyentes recibirán el importe correspondiente en los días siguientes. Por otra parte, en caso de exceder el plazo límite, los contribuyentes recibirán un interés de demora junto al cobro.

Después de hacer este repaso por los casos obligados a declarar la Renta 2021, ¿sigues teniendo dudas con los trámites relacionados? Como sabemos que este trámite muchas veces puede resultar confuso, tenemos a tu disposición el calendario de la Renta y la guía para hacer la declaración. ¡Esperamos poder resolver todas tus dudas para esta campaña!

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.