¿Se puede desgravar la hipoteca en la declaración de la Renta?

Con la campaña de la declaración de la Renta 2021 ya iniciada, nos pueden surgir dudas sobre todos los importes que debemos declarar y cuáles podemos desgravar. Una de las dudas más frecuentes, y que vamos a aclarar en este post, es si se puede desgravar la hipoteca. La buena noticia es que sí, es posible, pero con ciertas condiciones y límites. ¿Los quieres conocer? ¡Pues toma nota porque te lo vamos a explicar todo!

Y si te haces un lío con los procedimientos y las fechas, también te resultará de utilidad nuestro calendario de la renta y nuestra guía de la declaración.

Requisitos para desgravar la hipoteca

La deducción por inversión en vivienda habitual fue suprimida en enero de 2013. Sin embargo, se pueden desgravar las hipotecas formalizadas antes de ese año, siempre que se cumplan todos estos requisitos:

  • Haber comprado la vivienda antes del 1 de enero de 2013.
  • Haber aplicado la deducción para desgravar la hipoteca en el ejercicio de 2012 o en ejercicios anteriores.
  • La vivienda debe ser tu residencia habitual, es decir, en la que pasas más tiempo a lo largo del año. Las segundas residencias están excluidas.
  • Se debe residir en el inmueble al menos 3 años. En caso de mudarte antes, habrías de devolver la deducción.

Para el caso del País Vasco, al tener un sistema foral propio, todavía se mantiene la deducción por adquisición de vivienda habitual. Por otra parte, en Navarra se aplica la deducción si la hipoteca se ha adquirido antes del 1 de enero de 2018.

Máximo a desgravar

El máximo que desgrava la hipoteca en la declaración de la Renta es el 15% sobre un máximo anual amortizado de 9.040 euros. La deducción se aplica sumando dos tramos, un tramo estatal del 7,5% y un tramo autonómico que puede ser de hasta el 7,5%.

Es posible ahorrar hasta 1.356 euros anuales en la declaración de la Renta. En caso de que la hipoteca tenga dos titulares y ambos hagan la declaración por separado, se puede aplicar la deducción sobre un máximo de 18.080 euros.

En el País Vasco se puede deducir hasta el 18%, con un máximo de 1.530 euros al año. Si los propietarios tienen menos de 30 años o son familias numerosas, el porcentaje es del 23% y el máximo es de 1.995 euros al año.

Gastos de la hipoteca que se pueden desgravar

Se pueden desgravar todos los costes asociados a la adquisición de la vivienda, esto incluye:

  • Las cuotas del préstamo abonadas a lo largo del ejercicio, también aplica en caso de amortización anticipada.
  • La comisión de apertura de la hipoteca.
  • Los seguros vinculados al préstamo: seguros de vida, seguros de hogar, seguros de protección de pagos…
  • Los gastos de constitución del crédito: la tasación, los honorarios y los gastos de gestoría correspondientes.
  • Los gastos de escrituración de la compraventa: aranceles, honorarios e impuestos.
  • Las modificaciones del crédito en caso de cambiar alguna condición.
  • Los gastos de cancelación de la hipoteca para la liquidación.

En qué casilla se desgrava la hipoteca

Hay que cumplimentar dos casillas para desgravar la hipoteca en la declaración de la Renta:

  • La casilla 547: se obtiene de sumar las casillas 0699, 0700, 0702 y 0704. Es el tramo estatal de la deducción.
  • La casilla 548: se obtiene de sumar las casillas 0699, 0701, 0703 y 0705. Es el tramo autonómico de la deducción correspondiente a cada comunidad.

En caso de ser víctima de violencia de género, tener una discapacidad o adquirir una vivienda protegida se puede deducir la adquisición de la vivienda. La casilla que se debe rellenar y el porcentaje de la deducción varía según la comunidad autónoma en la que se presenta la declaración.

Desgravaciones de eficiencia energética

De modo excepcional, también se pueden desgravar ciertas inversiones en eficiencia energética. Hay una serie de deducciones temporales por las cantidades invertidas en obras de rehabilitación con el objetivo de mejorar la eficiencia energética:

  • Deducción por obras para reducir la demanda de calefacción y refrigeración.
  • Deducción por obras para mejorar en el consumo de energía primaria no renovable.
  • Deducción por obras de rehabilitación energética.

Ahora que ya hemos hecho este repaso por los requisitos y el procedimiento para desgravar la hipoteca en la declaración de la Renta de 2021, ¿te has quedado con ganas de saber qué más conceptos puedes desgravar en la declaración de la Renta? Te pueden interesar nuestros posts sobre cómo desgravar las cestas de Navidad de la empresa, los planes de pensiones, los seguros de vida o cómo incluir a los hijos en la declaración.

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.