¿Cómo declarar el IRPF de las ganancias patrimoniales?

5/5 - (3 votos)

Para declarar el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) de las ganancias patrimoniales en la renta 2023, es necesario entender primero qué se considera como ganancia patrimonial y cómo se integra en la declaración de la renta. Por eso, en este post nos vamos a centrar en este concepto que puede dar sus quebraderos de cabeza a la hora de presentar la declaración. ¿Cómo tributan las ganancias de la venta de inmuebles?, ¿qué mínimos están exentos? ¡Aquí tienes toda la información!

Qué son las ganancias patrimoniales

La Agencia Tributaria establece como ganancias patrimoniales:

  • Las ganancias derivadas de la venta de elementos patrimoniales dentro del territorio español. Un ejemplo de esta ganancia sería reembolsar un fondo de inversión o vender un inmueble.
  • Las ganancias patrimoniales de los valores emitidos por personas o entidades residentes en el territorio español, de otros bienes muebles o de derechos que deban cumplirse en España, o cuando se incorporen bienes al patrimonio, aunque no deriven de una transmisión previa. Un ejemplo de esta ganancia podría ser alguna ayuda o subvención pública.

Se considera ganancia patrimonial siempre que la diferencia entre el valor de transmisión y el soportado en la compra sea positivo. En cambio, si esta diferencia es negativa, estamos hablando de una pérdida patrimonial.

Para que se considere ganancia o pérdida patrimonial deben cumplirse tres requisitos:

  • Que exista una variación en el valor del patrimonio.
  • Que haya una alteración de la composición del patrimonio.
  • Que la renta obtenida no esté sujeta a ningún otro concepto de impuesto.

Exenciones de ganancias patrimoniales en la declaración

Ya sabemos qué se considera en las ganancias patrimoniales, pero ¿qué conceptos estarían exentos?

Algunas de estas exenciones previstas en la normativa de la Agencia Tributaria son:

  • Transmisión de vivienda habitual por mayores de 65 años o por personas en situación de dependencia severa o de gran dependencia.
  • Entrega de bienes del Patrimonio Histórico en pago del IRPF.
  • Dación en pago de la vivienda habitual.
  • Ganancias patrimoniales procedentes de la transmisión de determinados inmuebles.
  • Exención para acciones o participaciones de entidades de nueva o reciente creación, adquiridas antes del 29 de septiembre de 2013.
  • Rentas obtenidas por el deudor en procedimientos concursales.
  • Subvenciones y ayudas para actuaciones de rehabilitación energética en edificios.
  • Ganancias exentas por reinversión.

Cómo se valoran las ganancias patrimoniales

Para calcular las ganancias o pérdidas patrimoniales a la hora de presentar la declaración por su IRPF, en general, se resta al precio de venta el precio de adquisición y todos los gastos asociados a la venta.

Si la venta o adquisición no tiene contraprestación económica, como en el caso de herencias o donaciones, se utiliza el valor establecido del Impuesto de Sucesiones o Donaciones y como referencia el valor de mercado del bien. Los activos financieros, por su parte, se valoran aplicando leyes específicas.

Por norma general, en las adquisiciones se toma el importe real de la adquisición, las inversiones y mejoras efectuadas, y los gastos y tributos inherentes. A esta cantidad se restan las amortizaciones y se obtiene el valor de adquisición.

Por otra parte, para las transmisiones se calcula el importe real de la transmisión y se restan los gastos y tributos inherentes.

Tipos de ganancias o pérdidas patrimoniales en el IRPF

Las ganancias y pérdidas patrimoniales se pueden clasificar en varios tipos:

  • Derivadas de la transmisión de un elemento patrimonial. Esto incluye la venta de bienes como viviendas, terrenos, plazas de garaje, locales comerciales, acciones, fondos de inversión, criptomonedas y derivados financieros.
  • Ganancias patrimoniales no derivadas de la transmisión de un elemento patrimonial. Aquí se incluyen ingresos como premios o subvenciones.
  • Permutas de bienes o derechos. Se consideran las ganancias patrimoniales generadas por el intercambio de bienes o derechos, donde se evalúa el beneficio o pérdida resultante de dichas transacciones.

Compensación de ganancias y pérdidas patrimoniales

En caso de tener una pérdida patrimonial, hay ocasiones en las que se puede compensar con una ganancia patrimonial dentro del mismo ejercicio fiscal. De este modo se puede compensar hasta un máximo del 25% de las pérdidas.

Las compensaciones de ganancias y pérdidas patrimoniales son muy comunes al invertir en bolsa o en productos derivados. En algunas ocasiones puede ser interesante vender acciones con pérdidas para compensar dichas pérdidas con otras ganancias, de manera que solo se pagan impuestos por la parte de los beneficios reales que se han obtenido. Es decir, que se tributa solamente la diferencia entre ambas partes.

¿Hasta cuándo puedo compensar las pérdidas?

Si queremos compensar pérdidas, normalmente se busca compensarlas dentro del mismo ejercicio fiscal con cualquier ganancia generada en la misma categoría de ganancias y pérdidas patrimoniales. En caso de que no se logre compensar totalmente la cantidad negativa en su categoría correspondiente, existe la posibilidad de compensar hasta un 25% de esa cantidad negativa con los rendimientos positivos del capital mobiliario. Si tras dicha compensación quedase saldo negativo, su importe puede ser compensado en los siguientes cuatro años.

Ahora que ya hemos hecho este repaso acerca de cómo declarar en el IRPF las ganancias patrimoniales, también te puede interesar saber cómo declarar una pérdida patrimonial en bolsa o qué es el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

Recuerda que los contenidos de este blog tienen carácter informativo. Cualquier actuación motivada por su contenido o por la interpretación de las normas a las que hace referencia deberá ser analizada de forma específica teniendo en cuenta la situación particular de que se trate.

Logo Movil

Consejos para evitar estafas al comprar online

Suscríbete a la newsletter y consigue nuestra guía por tiempo limitado.