¿Qué es la CIRBE y para qué sirve?

3.8/5 - (6 votos)

Tanto si quieres comprar una casa, como solicitar un préstamo o una tarjeta de crédito, el término CIRBE va a cobrar especial importancia para ti. ¿Sabes qué es la CIRBE y para qué sirve? ¡No te preocupes! En este post vamos a conocer a fondo su función y cómo se accede a esta lista.

Qué es la CIRBE

Cuando solicitamos una hipoteca o un préstamo, el banco, para tomar la decisión de si nos lo concede o no, tiene en cuenta diferentes aspectos. Los principales son nuestros ingresos, posibles avales y nuestras deudas (en caso de tenerlas). El estado de este último punto lo saben gracias a la CIRBE.

La Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE) es la base de datos que recoge todos los préstamos, créditos y avales que las entidades financieras del país conceden a sus clientes. Es decir, donde se recogen todas las deudas pendientes de pago. Solo se recogen aquellas deudas que superen los 9.000€. Si se tiene un crédito con una entidad de 6.000€, este no figurará en la lista CIRBE.

Para qué sirve la CIRBE

La principal función de esta fuente de datos es proporcionar a las entidades financieras información sobre nuestra solvencia económica. Esta información la tienen en cuenta para decidir si nos conceden o no un préstamo.

La CIRBE es una herramienta fundamental en el día a día de los bancos. Es importante señalar que no es una lista de morosos, ya que registra todos los clientes con préstamos, créditos o hipotecas independientemente de si se han retrasado o no el pago.

No hace distinción entre clientes morosos y no morosos, todos salen en la CIRBE. Pero es cierto que, en la lista queda registrado cualquier impago o dato de morosidad.

Qué información aparece en la CIRBE

Ahora que ya sabemos qué es la CIRBE, veamos qué información nos podemos encontrar en ella. Dependiendo de si somos una entidad o un particular podemos acceder a dos informes de riesgo diferentes.

  • Informe de riesgo agregado

Este informe está a disposición tanto de las entidades financieras como del titular.

Es individual para cada persona física o jurídica y los datos que proporciona son agregados. Son datos genéricos como el importe total del préstamo, crédito, garantías o plazo que el cliente tenga a su disposición. Informe de riesgo para titulares

En el caso de los titulares, la CIRBE elabora informes específicos de cada operación. Todos los titulares tienen acceso a esta documentación de forma gratuita pero sólo a su expediente, no a los expedientes de otros titulares.

¿Puede mi banco solicitar mis datos a la CIRBE?

Así es. Tu banco puede pedir información concreta de un titular si le solicitas una operación de riesgo (como por ejemplo la concesión de un crédito personal o hipoteca).

Para la entidad es necesario conocer si tengo obligaciones contraídas con otras entidades para determinar así en qué nivel de riesgo incurre al autorizar la operación.

Esta información solo la proporciona si la entidad la solicita previamente.

Cómo se puede entrar en la lista

Como mencionamos anteriormente, solo aparecen en la CIRBE aquellos clientes que tengan préstamos, créditos, avales o garantías superiores a 9.000€ en la misma entidad. Todos aquellos que no tienen, ni han tenido nunca, un préstamo o crédito, o que no hayan formado nunca un aval, no aparecen en la CIRBE.

Aparecerás registrado en la CIRBE si tienes concedido un préstamo de 10.000€ en un banco, pero también aparecerás si tienes dos deudas de 5.000€ cada una en la misma entidad.

Por el contrario, si tienes dos deudas de 5.000€ cada una, en 2 entidades distintas, no aparecerás registrado en la CIRBE.

Qué pasa si estoy en la lista

Por estar registrado en la CIRBE no pasa nada, pero sí pasa cuando uno tiene registradas actividades de morosidad. Como actividades de morosidad se entiende el no pagar la cuota del préstamo o crédito pero también el impago de un recibo.

Esto puede repercutir en nuestra relación con el banco. No solo porque nos reclamará el pago de la deuda sino también porque puede negarse a concedernos un préstamo en el futuro. Más allá de nuestra estabilidad laboral o capacidad de pago, los bancos tienen en cuenta nuestro historial de deudas para tomar esta decisión, por eso, es tan importante estar al día con nuestras obligaciones monetarias.

Como vemos, la CIRBE es una herramienta fundamental para los bancos. Les permite conocer el riesgo que conllevamos como clientes según las deudas que hayamos contraído a lo largo del tiempo.

En definitiva, es fundamental hablar con nuestra entidad ante cualquier riesgo de impago que tengamos. No solo para evitar problemas en el presente sino también de cara al futuro. En caso de no poder pagar el préstamo que tenemos concedido, es fundamental hablarlo con nuestro banco para poder analizar qué otras alternativas hay. De esta forma, nos estaremos adelantando y evitaremos males mayores.

Recuerda que los contenidos de este blog tienen carácter informativo. Cualquier actuación motivada por su contenido o por la interpretación de las normas a las que hace referencia deberá ser analizada de forma específica teniendo en cuenta la situación particular de que se trate.

Logo Movil

Recibe nuestros contenidos más útiles

Cada quince días en tu bandeja de entrada. Consigue además nuestra guía con ¡todo lo que debes saber para contratar un préstamo personal!