Trámites para la compra de una vivienda de segunda mano

A la hora de comprar una vivienda, valoramos una serie de cuestiones que pueden beneficiarnos considerablemente en nuestra toma de decisiones: te contamos lo que tienes que valorar antes de comenzar los trámites de compra de una vivienda de segunda mano. La ubicación de la casa, el estado del edificio, la titularidad de la vivienda o la existencia de cargas como una hipoteca son puntos relevantes a tener en cuenta en este proceso. Y es que todos estos elementos cobran especial relevancia a la hora de comprar una casa de segunda mano.

Si este es tu caso, no dudes en leer este post. En él te explicaremos los consejos y trámites necesarios a la hora de comprar una casa de segunda mano o usada.

Consejos antes de comprar una vivienda de segunda mano

Si estás pensando en comprar una casa de segunda mano pero todavía no sabes cómo, debes tener en consideración, antes de nada, la revisión de los siguientes documentos relacionados con la vivienda:

  • El título de propiedad: se trata de un documento utilizado para acreditar que una persona es la propietaria de un inmueble.
  • La situación de la vivienda en el Registro de la Propiedad: es necesario comprobar que la casa está inscrita a nombre del vendedor y libre de cargas. Es decir, sin embargos o hipotecas. En el caso de contar con cargas, hay que cancelarlas previamente.

La verificación de la situación registral se lleva a cabo solicitando en el Registro de la Propiedad una certificación registral.

  • El Impuesto de Bienes Inmuebles: cualquier propietario de una vivienda debe pagar anualmente este impuesto. Por lo tanto, el comprador tiene que comprobar en el Ayuntamiento que no hay ningún recibo del IBI pendiente de pago.
  • Las cuotas de la comunidad de propietarios: la persona que va a adquirir la vivienda debe verificar que el vendedor está al corriente en el pago de estas cuotas.
  • Los arrendamientos: antes de comprar una casa, debe comprobarse que no está arrendada.
  • Las cargas urbanísticas: pueden implicar la obligación de abonar al Ayuntamiento correspondiente el coste de las obras de urbanización.

Además de la revisión de estos documentos, también debería comprobarse el estado interior y exterior de la vivienda, su antigüedad o su orientación.

Antes de comprar: la firma del precontrato

Después de tener en cuenta estos consejos para comprar una casa y revisar los asuntos anteriores, es el momento de firmar el documento de precontrato. La firma de este documento privado entre el vendedor y el comprador, a través del cual se lleva a cabo la reserva de la vivienda, es un trámite habitual. Tiene validez jurídica y suele acompañarse de una señal de pago.

Así, tras la firma del precontrato, es fundamental asegurarse de haber solicitado y comprobado la siguiente documentación:

  • La cédula de habitabilidad y el certificado energético.
  • El Documento Nacional de Identidad (DNI) vigente del vendedor..
  • Una nota simple. Puedes solicitarla en el Registro de la Propiedad. Sirve para informarse sobre el estado de las posibles cargas de la vivienda.
  • El IBI Debes pedirle al vendedor el recibo del último impuesto.

Trámites para comprar una casa de segunda mano

El proceso de compraventa

El contrato de arras es un documento mediante el cual el comprador entrega al vendedor una cantidad de dinero en forma de señal, que se descuenta del importe total del precio de la vivienda. Esta cantidad suele ser de un 10% del valor de la casa, aunque el porcentaje puede variar si así lo acuerda el contrato.

Tras este procedimiento, se lleva a cabo la elevación del contrato a escritura pública, para que el notario deje constancia del cambio de propietario. Después, es necesario pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) en los 30 días siguientes a la venta de la vivienda. La cantidad varía en función de la comunidad autónoma en la que se encuentre, pero suele ser entre el 4% y el 10% del valor del inmueble.

Otro de los gastos asociados a la hora de comprar una casa es la plusvalía municipal, que se paga al Ayuntamiento, en un plazo máximo de 30 días después de la escritura pública de compraventa. Sin embargo, el Tribunal Constitucional la ha anulado recientemente, por lo que te recomendamos consultar tu caso concreto con un especialista.

También tiene que hacerse cargo de la plusvalía fiscal, que hace referencia al incremento de patrimonio que figura en la declaración de la renta.

Después de la compra

Cuando finaliza el proceso para comprar una casa usada, es importante llevar a la práctica una serie de procedimientos. Uno de ellos es la inscripción de la vivienda en el Registro de la Propiedad, que es un trámite obligatorio en el caso de solicitar una hipoteca. Puede realizarse en el notario en los 60 días siguientes a la firma del contrato.

Además, es necesario gestionar el cambio de titularidad del catastro, para poner el nombre del nuevo propietario. Es una tramitación que se hace automáticamente al elevarse el contrato a escritura pública. También debes recordar que ha de pagarse anualmente el IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles). La cantidad de este impuesto depende de cada Ayuntamiento.

Tras todos estos trámites, es fundamental dar de alta los suministros, que suele hacerlo el comprador. Para ello, deberás contactar con las empresas de suministros para informarlas sobre el cambio de titularidad y el número de cuenta al que quieres que lleguen los recibos.

Una vez explicados todos los trámites y consejos para comprar una casa, te animamos a que le eches un vistazo a todas las opciones disponibles de viviendas de segunda mano o usadas y también nuestro portal inmobiliario Escogecasa. Los pisos de segunda mano o las casas de madera de segunda mano son posibilidades interesantes si estás buscando adquirir una vivienda de estas características. Además, puede ser de utilidad revisar los trámites y requisitos para vender una casa si estás pensando en hacerlo.

¿Quieres estar al día de todos los trucos de ahorro?

Si te apetece, podemos enviarte cada quince días una selección de los contenidos más últiles para que no te pierdas nada. Si quieres que aumenten tus ahorros, suscríbete y verás.